5 aplicaciones imprescindibles para un Abogado independiente

PorManuel Jesús Gamero Peso

5 aplicaciones imprescindibles para un Abogado independiente

Dentro del carácter divulgativo que he querido dar a este Blog, he querido retormar hoy una idea que ya plasmé en una de mis primeras experiencias blogueras El Jurista Cibernético, en la que quería exponer que aplicaciones son o pueden ser imprescindibles para la actividad cotidiana de un abogado, especialmente, un abogado individual que carece de la infraestructura y soporte administrativo, documental y humano de los grandes despachos.

En esta ocasión, he querido centrarme en esas 5 aplicaciones, o mejor dicho 5 recursos digitales, que nos hacen la vida más facil, y que tienen en común su ejecución en movilidad. ¿Que quiero decir con esto? Que todas son ejecutables desde un navegador, por lo que pueden ser usadas desde cualquier dispositivo que disponga de conexión a internet y un navegador relativamente moderno (Firefox, Explorer, Safari, Chrome…)

Antes de comenzar señalar que aunque algunas de ellas disponen de una versión Free (gratuita), sin embargo si quieres conseguir toda la potencia de las mismas deberías tendrías que suscribirte a las versiones Premium. Y verdaderamente, no son tas costosas: por apenas 40 € de media cada una de ellas, tienes una suscripción anual.

Pocketpocket

¿Qué es Pocket? Pues a pocos que sepas algo de ingles, es precisamente eso: un bolsillo. Un espacio en la nube donde puedes guardar cualquier “cosa digital” que te encuentres por la red. Y digo cualquier cosa: desde una página web, un video, un archivo sonoro, un pdf…

Eso si, la versión Free SÓLO guarda aquello que esta embbeded (incrustado) en una página Web. Es decir, que si navegando te has econtrado una página con un enlace a la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, y al pinchar dicho enlace te abre el PDF enlazado, una vez en pantalla puedes “guardarlo en Pocket”.

Para ello, una vez que entras en su página y te registras (puedes hacerlo con tu cuenta de Facebook o de Google+), creas un espacio reservado en donde vas a ir guardándolo todo. ¿Cómo? Fácil, si vas a usarlo en tu navegador de escritorio (es decir el de tu ordenador) puedes descargarte la extensión que se adapte al mismo. Una vez instalado, cada vez que veas esa pagina donde está el recurso que te interesa, pinchas el boton que activa el Pocket, y ¡voilá! Ya esta guardado.

Además te permite añadirle etiquetas para que te sea más fácil su localización y organización. Por ejemplo: ha encontrado la STS 9-05-2013, y guardas la página, puedes ponerle como etiqueta “sentencia” o “cláusula suelo” o cualquier otra que se te ocurra. Cuando empieces a usar Pocket y a guardar cosas que te intersan ( y te aseguro que lo harás y mucho) llenarás una lista con decenas o incluso cientos de páginas y/o enlaces guardados. ¿Cómo vas a dar, precisamente, con esa que te acuerdas que tenías, y que no recuerdas exáctamente como se llamaba? Simplemente, elige aquella etiqueta que más se aproxime al tema del que trata (y que si duda le pusiste) y te restringirá la vista en pantalla a las que etiquetaste de la misma forma.

Creo sin duda que es una de las aplicaciones más útiles por su versatilidad que existen en la red. Es cierto que existen otras parecidas, e incluso que incorporan funciones adicionales más potentes (Evernote, Notes de Microsoft…) Pero Pocket tiene la ventaja del “clickar y guardar”, especialmente al ser multiplataforma: existe pocket para TODOS los dispositivos existentes: tablets, iPads, iPhones, móviles androids…

Además cientos de aplicaciones incorporan en su “código” la posibilidad de enlazar el contenido que muestran con tu cuenta Pocket: imagina que vas en un Taxi , y vas consultado tu cuenta Twitter. Ves un post que enlaza con un artículo que te gusta, pero te tienes que bajar. Sábes que cuando te salgas, a poco que cierres la aplicación, cuando la vuelvas a abrir, probablemente en un par de horas, habrás recibido otro 100 tweets más, que habrán “escondido” el que estabas leyendo. Pero tú tienes Pocket: pinchas, enlazas a tu cuenta, lo etiquetas y guardas, y ya está. En la pausa del café de media mañana, entras con tu móvil en “tu” Pocket y a seguir leyendo. ¿No te parece una aplicación genial?

Legal-Innovation

Antes de nada decir que a diferencia de la anterior, creada por un grupo de programadores de San Francisco (CA) (USA), este producto Legal-Innovation es fruto de un grupo de desarrolladores españoles. Diría más, -dada la corriente nacionalista que corre por esta tierra nuestra-, es un producto netamente andaluz.

Fruto de la iniciativa y experiencia de un grupo de profesionales del derecho, el marketing y la informática, y liderados por mi apreciado Antonio Torres , esta aplicación es un completísimo programa de gestión integral para despachos de abogados.

Aplicación ejecutable “en la nube”, es decir, la aplicación en sí, y los datos que contiene se guardan en servidores seguros que cumplen a la perfección todos los requisitos de la Agencia Española de Protección de Datos, Legal Innovation se ejecuta, -al igual que Pocket- desde un navegador.

legal-innovation

Tras “logearte” (introducir tu usuario y tu clave) en la página de acceso, la aplicación abre la pestaña de Expedientes, donde a través un menu muy claro e intuitivo, puedes fácilmente empezar a crear tus Expediente.

El número de opciones de “registro” de cada asunto que permite la aplicación, denota que en su diseño han intervenido abogados en ejercicio, que saben de las necesiades que buscamos en un buen y completo programa de gestión.

En mi uso particular, me resulta más sencillo empezar el registro de un Expediente, mediante la introducción de los datos del Cliente, a través de la Pestaña Contactos. Una vez creada la ficha del cliente, desde ahí puedes crear el Expediente e ir añadiendo los demás intervinientes a medias que los conozcas (si es un asunto nuevo promovido por tu cliente) o extrayendolo de la documentación procesal correspondiente.

Es fantástica la cantidad de información que puedes añadir al mismo, dado que no sólo te permite introducir el NIG para que posteriormente el Modulo LexNet efectúe las presentaciones de escritos, sino que incluso te permite un absoluto control de los asuntos que lleves del Turno de Oficio, pudiendo incluso consignar el NIE (Número de Identificación de Expediente) necesario para una correcta liquidación del mismo en el aplicativo SIGA.

La aplicación disponde de varios módulos absolutamente esenciales:

  • LEXNET, para tus comunicaciones con el Juzgado en aquellos asuntos en que la intervención de Procurador no sea preceptiva.
  • Un Gestor de CORREO Electrónico, mediante la utilización de una cuenta gratuita (con dominio @legal-innovation.com) que pone a disposición de todos su suscriptores.
  • Un conjunto bastante útil de NORMATIVA para su utilización en el trabajo diario, que te ayuda a no tener que estar tirando del repertorio legal que tengas suscrito.
  • Un apartado de UTILIDADES, donde puedes encontrar desde formularios precargados, para que sean rellenados por tí, como acceso al Baremo Orientador de Honorarios, Jurisprudencia y otras Herramientas Jurídicas.

Mención expecial merecen el módulo LEXPIRE,legal-innovation-2 una utilísima calculadora de plazos, que te va a permitir crear los apuntes en la AGENDA que así mismo incorpora el programa, con la seguridad de que tus plazos están perfectamente calculados, al incorporar los calendarios de días de todas las poblaciones y partidos Judiciales del país, con lo que si se te pasa un plazo… bueno… no será porque el programa no lo calculó.

Finalmente, el módulo que considero es el más importante para todo abogado que se precie: FACTURAS (¿De que sirve trabajar tanto si no cobras lo que te mereces?) Un competísimo gestor de Minutas/Facturas que te va a permitir -una vez consultados los Baremos Orientadores en el Menú UTILIDADES-, confeccionar tus facturas con una interfaz amigable, y con resultados muy profesionales de presentación, pudiendo incluso personalizar la misma con el Logo de tu despacho.

Para terminar, un reseña objetiva que se precie, debe contener algunas opiniones en el “debe”: en este caso, decir que la aplicación se entrega bajo el paradigma informático “as is”: Tal cual. Es decir, es una aplicación completamente configurable y adaptable por el usuario: por eso, lo primero que ha de hacerse es configurar todos su parámetros de funcionamiento.

Como tal, la misma va a ir creciendo en funcionalidad a medida que la vayas usando: iras creando poco a poco una base de datos de Organismos, de Abogados adversos, de Procuradores, de Clientes…

Deberás ir incluyendo los distintos conceptos minutables. Crearas plantillas de documentos. En definitiva, habrás de ir “alimentando el programa” con todo aquello que te va a ser útil.

Y si bien, esto pueda parecer tedioso a primera vista, sin embargo queda eclipsado por el elemento que considero principal valedor de este programa: su precio. Legal-Innovation puede ser adquirido al módico precio de suscripción anual de 120 €, que considero más que justo y ajustado. Personalmente he sido suscriptor de otros programas de gestión durante mi vida profesional, cuyos costos suponían un importante desembolso, dando un resultado no siempre acorde al precio a que ascendía. Aún recuerdo MNPROGRAM…. con escalofríos al recordarlo.

En definitiva, un completo gestor de expedientes, bueno, bonito, barato y encima andaluz: las cosas bien hechas.

Toodledo

Esta aplicación, que al igual que las anteriores es ejecutable completamente “en nube” y por lo tanto, ejecutable desde cualquier navegadore en cualquier dispositivo movil o de escritorio, es un completo gestor de tareas.

Bueno es más que eso, es un gestor de listas de tareas, un bloc de notas un creador de rutinas o hábitos, un diseñador de diagramas de procesos y creador de listas. En definitiva, un programa para organizar tu vida, tu trabajo, la creación de un libro, de un blog…toodledo

En cuanto al gestor de tareas, te permite clasificarlas por Carpetas, por prioridad, asignarle una fecha de vencimiento, y disponerte una alarma. Además el programa te envía un correo electrónico para avisarte del próximo vencimiento de una de esas tareas. Interesante, ¿no?

En mi caso particular, me he creado diversas carpetas para organizar las demandas que tengo que redactar, escritos de plazo, minutas a preparar, llamadas, citas…. es el complemento genial a la Agenda del despacho. Además su interfaz con casilla de verificación, te permite “tachar” las tareas que has realizado, lo que al final del día, te produce la satisfacción de ver el progreso que has alcanzado.

creador-de-hábitosOtra de las opciones que me resultan muy útiles es el creador de hábitos. Mediante un sistema que te permite ir reflejando el progreso de una determinada actividad.

Por ejemplo, quiero coger el hábito de dormir una cantidad de horas determinadas al día, y creo el registro que me permite ir comprobando el progreso de cumplimiento de dicha tarea durante un período dado.

Al final, los datos introducidos me permiten comprobar el rendimiento, que he estado haciendo bien, y en que puedo mejorar.

Bajo el “palabro” ingles outlines se encuentra un herramienta genial para crear “bosquejos”. Tengo una idea, y a partir de ahí quiero irla desarrollando, creando un mapa mental de la misma, con todas su ramificaciones y derivaciones.

Imagínate que quieres escribir un artículo sobre la Evolución de los Arrendamientos Rústicos desde la LAU de 1935.

Pues crearías una entrada, y a partir de ahí podrías ir desarrollando las diferentes ideas, capítulos o apartados de tu artículo, además como si fuera una lista de tareas, de manera que igualmente podrás comprobar el progreso de ese proyecto.

En definitiva, es una estupenda aplicación para tener organizado tu trabajo. Pero como todo en esta vida, lo excelente no es gratis. Y la versión Free esta limitada en algunos aspectos, y para mi el más importante es el no poder crear alertas para las tareas que creas con fecha de realización, que no sea “una hora antes” Habría que pasar por caja para ello.

Casos Reales

El producto estrella de la editorial Economist&Jurist, casos reales, es un repertorio de legislación, jurisprudencia y formularios, que tiene la particularidad de que alejándose del repetitivo patrón de otros productos similares (Aranzadi, Wolter-Kluver, La Ley…) se configura como el archivo de casos de un despacho de abogados.

casos-reales

Así, al igual que si buscaras en el archivo de tu despacho, si tienes que preparar un tema de, por ejemplo,
cláusulas suelo, pues tras buscar esos términos en el buscador, te saldrá una serie de casos “reales” sobre ese tema: y ahí esta todo: la demanda, la contestación, explicación de la estrategia de ambos letrados, la actividad probatoria desarrollada, la sentencia, los recurso de apelación, la sentencia de la audiencia… Todo.

casos-reales

Evidentemente, en algunos casos tienes el formulario derivado del asunto, en otros casos sólo es una imagen digitalizada de dichos documentos. En cualquier caso una fuente “real” de información que te permite preparar tus casos desde una perspectiva diferente.

Lógicamente sigue estando los apartados tradicionales de este tipo de productos: repertorio de jurisprudencia, con un completo sistema de búsqueda, y un completo sistema de índices que a veces resulta más util que intentar adivinar el concepto o termino clave que el programador utilizó para organizar la Base de Datos.

Mutatis mutandi cabe decir de la Legislación, la Jurisprudencia y algo muy útil, la revista Economist&Jurist en edición digital, con interesantísimos artículos sobre Economía y Derecho que te permite estar al día.

Y como no podía ser menos, otro de los aspectos destacables es su precio, que si bien no es una bicoca, siendo conocedores de los precios en que suelen moverse este tipo de productos ( y no hablamos de los pata negra como Aranzadi o El Derecho), está bastante ajustado.

Correo Abogacía

Finalmente, dejo para el final, la que creo que está llamada a ser la gran aplicación para los despachos de abogados, en materia de comunicaciones, colaboración on line, almacenamiento en nube, y en definitiva, la aplicación que está llamada poner en el Siglo XXI a la profesión letrada. “¡Hala! ¿Cuanto le han pagado a éste el CGAE por la publi?”, habrás pensado.

No, no, nada de eso. Es que, sinceramente, el “lavado de cara” que le han dado al correo, dándonos un conjunto de utilidades absolutamente útiles (si las usas bien, y las configuras con cabeza) no ha podido sorprenderme más, y gratamente (especialmente despues del chasco de Lexnet Abogacía)

Pues sí, desde el pasado Black Friday (sí el mismo día que nacía este Blog), el Consejo General de la Abogacía, culminaba la primera fase de migración de las cuentas de correo colegiales que los abogados teníamos a través de nuestros respectivos Colegios, actualizándola a una herramienta mucho más potente, moderna y productiva, derivada del acuerdo de colaboración con Telefónica y la tecnología Office365 de Microsoft. Y, reitero, creo sin lugar a dudas que ha sido un gran acierto.

Quién suscribe, como imagino muchos otros compañeros, ya disponíamos de cuentas particulares de correo electrónico desde antes que nuestros colegios empezaran a implementar dicho servicio a sus colegiados, y que en realidad nunca hemos dejado de usar.

Así, aunque el Iltre. Colegio de Abogados de Córdoba ofrecía un servicio de correo que, disculpadme compañeros, sólo podía calificarse de antediluviano, aunque  intentaba cumplir las especificaciones de la AEPD, sus servidores no sólo eran leeeentos, sino que además la capacidad de sus buzones, así como la aptitud para la transmisión de archivos estaban muy limitada.

Por el contrario, cualquier cuenta gratuita de Gmail, Outlook o Yahoo, permitía más funcionalidad, más capacidad y, especialmente utilidades de valor añadido (que decir de las apps de Google), por lo que la mayoría de nosotros continuaba usando éstas.

Pues bien, la cuenta colegial, aún conservando el mismo nombre y dominio que hasta ahora, pasa a integrarse en el entorno Outlook de Microsoft, convirtiéndose en una cuenta Microsoft Empresarial.

Es decir, tenemos un correo como los “hotmail” que gratuitamente registramos hace años en Microsoft, pero con la potencia de los nuevos servidores y la funcionalidad de la interfaz de Outlook.comcorreo-abogacia-3

Pero ademas, al tratarse de cuenta integrada en la familia Microsoft Office 365, tenemos ademas un espacio de almacenamiento gratuito en nube de 1TB (sí un terabyte = 1.000 GB, o lo que es lo mismo, como un disco duro de un ordenador de sobremesa)

Además al ser de acceso multiplataforma, podemos acceder a nuestro correo, a nuestros archivos desde cualquier dispositivo movil, bien a través de las aplicaciones nativas, o bien desde el navegador web.

Pero aún hay más: tendremos acceso a las aplicaciones de Microsoft Office On Line. Sí, sí, nuestro querido Word, con toda su potencia ejecutado on line, y GRATIS! Además, integrado con nuestra nube: todo escrito que creemos, se guarda automáticamente en la nube (por cierto se llama OneDrive), y desde ahí, podemos compartirlo con otros usuarios con los que colaboremos, enviarlo por correo al cliente, imprimirlo en nuestra impresora local, o convertirlo en PDF para firmarlo y enviarlo por LexNet.

Es cierto que, como todo, costará sacar todo el jugo, pues este tipo de aplicaciones requieren tiempo y una curva de aprendizaje de cierta dificultad… y ni todos los compañeros tenemos el tiempo suficiente, ni los conocimientos, ni a veces las ganas, especialmente en una profesión como la nuestra, en la que nos gusta más lo “seguro” lo que conocemos, que meternos en aventuras  de exploración tecnológica.

Pero para ello www.abogacia.es ha creado diversos webminars formativos donde nos llevan de la mano en ese aprendizaje para sacar todo el jugo y provecho a esta fenomenal utilidad.

Un gran acierto, he de decir, aunque espero que pasado el tiempo del convenio suscrito con Telefónica, como partner de Microsoft, que según leí era de tres años, no ocurra que tengamos que pasar por caja para seguir disfrutando de todos estos servicios.

Sólo añadir que para aquellos que, como yo, tengan una suscripción a Microsoft Office 365 personal, que permite disponer de 5 licencias para instalar en local las aplicaciones de Office (Word, Excel, PowerPoint…) hasta en 5 dispositivos, amén de otras ventajas, entre ellas un cuenta personal en OneDrive también de 1TB, el Correo Abogacía, al tratarse de un Acceso OneDrive para la Empresa (según el nombre comercial de Microsoft) es compatible con el OneDrive de la suscripción personal: actualmente tengo ambas instaladas en mi movil y puedo acceder mis archivos personales y a los profesionales, con una simple pulsación de click. Es decir, dispongo de 2TB de espacio en nube que puedo utilizar indistintamente. Una barbaridad.

Para terminar…

Espero que os haya gustado este post, un poco alejado de lo que hasta ahora habían venido siendo el resto de entradas del Blog, pero creo que podía ser interesante para aquellos compañeros y compañeras que me sigan, y también, por que no, para el resto de lectores.

Si bien algunas de las utilidades descritas son muy especificas, sin embargo otras pueden ser de utilidad para cualquier persona que se mueva asiduamente por la red, y sobre todo que le guste estar organizado.

Si te ha gustado, no dudes en dejarme un comentario con tu opinion al respecto, y comentar cual de las aplicaciones te ha llamado más la atención.

Además comparte esta entrada en tu red social favorita, pulsando los botones que obran al final. Y si quieres seguir leyendo noticias tan interesantes como esta, suscríbete a nuestro Blog en el enlace que se encuentra al margen (al final del todo si nos lees desde un dispositivo móvil)

Sobre el autor

Manuel Jesús Gamero Peso administrator

Abogado. Padre. Blogger. Tecnólogo. Y no siempre en este orden

1 comentario hasta ahora

Manuel Jesús Gamero PesoPublicado en  11:46 am - Dic 8, 2016

Comentar que había un error en los enlaces al programa Legal-Innovation. Ya está subsanado. Disculpad las molestias

Dinos si te ha gustado, y coméntanos lo que quieras

A %d blogueros les gusta esto: